Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 13 de mayo de 2015

TIEMPO DE BALANCE


El comienzo de la campaña de Elecciones Municipales en Andalucía nos permite reflexionar con claridad y hacer un “balance global” de estos cuatro años a nivel local.

Uno de los elementos sobre el que fijar el análisis es, sin duda, el empleo o -mejor dicho- la falta de él ya que el 75´5% de la población de la ciudad lo considera el principal problema.

Este dato tendría un “menor” valor si: 1) Zoido no se hubiese presentado en 2011 como “el Alcalde del Empleo”. 2) Zoido no hubiese obtenido mayoría absoluta (20 de 33 concejales) lo que le ha dado margen en el mandato para no tener “urgencias o problemas de gobernabilidad” y 3) 2011 no fuese ya un año de crisis, lo que le invalida la excusa, quería ser el Alcalde del Empleo y conocía la situación.

Igualmente, podría decirse de la consabida “herencia recibida” ya que esta justifica “hasta que se elabora el primer presupuesto de tu mandato”. No sirve como  excusa de “mal pagador” para toda la vigencia del mismo.

Queda claro, por tanto, que Zoido y sus 19 concejales no son ni “el Alcalde del Empleo” ni un equipo de “gestión extraordinario” que ha sacado a Sevilla de sus problemas.

A pesar de ello, el alcalde y su equipo de gobierno han pretendido en precampaña “vender” las excelencias de su gestión en el empleo y en los servicios públicos. Zoido, como acostumbra, sólo ha contado “medias verdades” que es la peor forma de mentir.

Habló Zoido de su brillante gestión y la de su equipo en servicios como el transporte público. Pero olvidó citar algunos datos –todos ellos basados en recortes de derechos- que juegan un papel fundamental como “sustento” de su gestión.

Así, hay que recordar que a la plantilla de TUSSAM se le impuso un aumento de jornada laboral, es lógico pues que, con casi 1000 conductores haciendo media hora más de jornada diaria, aumente tanto el número de kilómetros recorridos como el número de viajeros atendidos.

Igualmente, la plantilla se vió forzada a una reducción de salarios, no solo por los distintos decretos gubernamentales (del PSOE y del PP) sino también por la implantación de un Plan de Ajuste y otro de “Mejora Económico/Financiera 2011-2016” basado en la eliminación de conceptos salariales que suponían la reducción de entre 1000 y 1500 euros por  trabajador/año.

A estos datos, de indudable incidencia económica, hay que añadir la subida de tarifas durante alguno de los años de la legislatura (por ejemplo 2012).

Con estas condiciones: aumento de tarifas, (aumento de recaudación) aumento de productividad (vía aumento de jornada laboral), bajada de salarios (por tanto caída de costes laborales para la empresa), duplicar la antigüedad de la flota en comparación al tratamiento dado por anteriores gobiernos (bajada de inversiones)….todo el mundo podría presumir de brillante gestor.

Como botón de muestra del “pelaje” de la gestión del alcalde y su equipo de gobierno, ante los ahorros producidos  por los recortes desde derechos ya citados, el Ayuntamiento deja de aportar las cantidades comprometidas a la empresa como transferencias –más de 2 millones de euros para 2015- mientras que, eso sí, se niega a retirar los recortes que durante este año sufrirán los trabajadores de la Empresa Municipal. En definitiva, nada de lo que Zoido y su equipo tengan que sentirse orgullosos de su gestión.

Hemos hablado del transporte, podríamos haberlo hecho de otros servicios. Sin duda, si algo ha señalado a este “alcalde/pinocho” del empleo es, precisamente, la caída del mismo.
Con más de 800 vacantes en el Ayuntamiento, con vacantes sin cubrir en el IMD, con servicios municipales como los de Información a la Mujer o las zonas de Atención Social –cerradas o paralizadas durante varios meses-,….Zoido ha sido más bien un alcalde que ha trabajado contra el empleo.


Por tanto, el 24-M, es la  hora y el momento para  que Zoido y su equipo se incorporen a la lista de la preocupación del 75´5 % de sevillanos, es decir: AL PARO..

lunes, 13 de abril de 2015

1º de Mayo 2015

En poco más de 15 días, celebraremos en nuestro país una nueva jornada reivindicativa en torno al 1º de Mayo.

En esta ocasión cobra especial trascendencia, al conmemorarse los 125 años de la primera convocatoria reivindicativa en nuestro país alrededor de esta fecha.

Para nosotros, como Sector Crítico, este 1º de Mayo debe estar centrado en la lucha contra el paro y, por tanto, en la reactivación del empleo.

Urge acabar ya con las limitaciones y los frenos a las “tasas de reposición” en el Sector Público. No sólo ya por el freno que supone a la creación de empleo sino, también, por el deterioro –en algunos casos irreversible- al que se está sometiendo a los Servicios Públicos: educación, sanidad, dependencia, medioambiente, vivienda…

Es necesario hacer una lectura amplia del “empleo público” y abrirlo a toda la gama y su ubicación: estatal, autonómico, local… y a sus formulaciones y formas jurídicas: administraciones, organismos autónomos, empresas públicas…

Junto a la necesaria apertura del Sector Público al empleo, es preciso que, en paralelo, se exijan planes de recuperación que sobre determinados aspectos “rehabilitadores” incidan en la creación de empleo en el sector privado. Así, planes de rehabilitación de viviendas y cascos antiguos, rehabilitación de espacios medioambientales degradados y de ampliación de nuevos espacios, públicos y privados, con destino a personas dependientes y a personas mayores son, entre otros, elementos que deben coadyuvar a la generación de empleo.

Mientras estos planes se desarrollan, es necesario cambiar las políticas, tanto la Reforma Laboral como las políticas de protección social. Hay que volver a colocar a las personas, hoy excluidas de cualquier protección, en el centro de la recuperación de derechos y, por tanto, los niveles de cobertura para la protección al desempleo debe recuperar un porcentaje superior al 70%

Igualmente, hay que construir ya una red, homogénea y centralizada, de “Renta Básica” que asegure un desarrollo de vida digno al porcentaje de personas que quedan fuera de la protección al desempleo.

Por eso para nosotros el primer objetivo de este 1º de Mayo debe ser el de la lucha contra el desempleo. Exigir y conseguir más oportunidades de empleo con el cambio de políticas económicas. También con este cambio, priorizar la protección social mientras avanza la recomposición del mercado laboral y el aumento de la protección social. Toca, también, defender los derechos que, como la Negociación Colectiva, significaron –y deben seguir siéndolo- un freno a los caprichos y la avaricia del capital representados en gobiernos y patronales.


Esos son nuestros objetivos. Eso es darle contenido a una expresión que, tras 125 años de existencia, mantiene su significado: Exigir para los trabajadores y trabajadoras avances en las condiciones de empleo y en sus derechos.

viernes, 27 de marzo de 2015

La mayoría absoluta del PP arrolla la Libertad

Ayer, nuestro país, sufría uno de los más duros ataques a su libertad y  a su democracia hemos vivido en los últimos años.

La aprobación, por parte del “rodillo popular” en el Congreso, de la Ley Mordaza y del nuevo Código Penal significa, junto a la modificación que del artículo 135 de la Constitución efectuaron PP y PSOE, una auténtica “bomba de relojería” a la libertad y el pluralismo en nuestro país.

Rajoy y los suyos nos han devuelto a aquella “democracia orgánica” que la dictadura franquista nos impuso durante años.

Con la Ley Mordaza, el Gobierno se blinda ante las críticas sociales, sindicales o políticas que se efectúan en la calle y deja en manos del “conservador ultracatólico que dirige el Ministerio del Interior” una herramienta represiva tan importante como esta Ley.

Como a Rajoy parece darle miedo la respuesta de la sociedad, el Presidente no ha dudado en faltar –una vez más- a los compromisos y sigue manteniendo en el Código Penal el artículo 315 que deja la puerta abierta a la “criminalización de la actividad sindical”, ante hechos triviales o sin repercusión objetiva en la seguridad de las personas o bienes. Una herramienta más para continuar presionando las respuestas del movimiento sindical y el legítimo derecho a la huelga en nuestro país.


Rajoy, no ha escuchado las recomendaciones de distintos organismos internacionales como la OIT, la CSI... y continuará usando a la Fiscalía para pedir penas de cárcel para cientos de sindicalistas encausados.


El miedo, Sr. Presidente, es mal consejero. El desprecio a la opinión popular también -si no que le pregunten a Moreno Bonilla- y usted, con una actitud cobarde ante la sociedad, sólo ha conseguido poner el sello de “derogables” en dos nuevas leyes a partir del próximo mes de noviembre.

miércoles, 25 de marzo de 2015

El sistema de formación: otro fracaso del diálogo social

El 29 de julio de 2014, el Gobierno y las organizaciones empresariales y sindicales suscribieron un acuerdo de “propuestas para la negociación tripartita para fortalecer el crecimiento económico y el empleo”.

El punto 3º de dicho acuerdo está dedicado íntegramente a la formación para el empleo. Su elemento más sustancial es el compromiso de renovación –por parte de los firmantes- del Acuerdo Tripartito de Formación.  Para ello se establecían tres objetivos estratégicos y se constituía un decálogo –fruto del diálogo social- por el que debía regirse el sistema.

Una vez más, el gobierno del PP ha incumplido sus compromisos pactados. Una vez más la “urgencia del gobierno” –existente sólo para él- ha significado la aprobación de un Real Decreto en el que impone su única voluntad y criterio dando al traste con el empeño sindical de acercar, aún más, a la realidad laboral el sistema de formación profesional para el empleo.

La propuesta del gobierno es un error y está lejos de ser “la herramienta útil” que ligue mercado de trabajo y ofertas formativas con el empleo.

El Real Decreto dibuja un modelo donde la administración “asume la detección de las necesidades formativas”; relegando a empresarios y sindicatos –que conocen mejor la realidad de las empresas- a un mero papel “decorativo”.

El gobierno apuesta por los centros privados como ejes de la impartición de la formación; desaprovechando, otra vez más, los centros públicos de formación: universidades, centros de formación profesional, de educación de adultos… de carácter público como elemento de “optimización” de los recursos públicos.

El empeño de la administración en ser ella quien determine las necesidades formativas choca con la laxitud con que “despacha” el derecho individual de cada trabajador a la formación, que entiende cumplido, con una simple autorización sin entrar siquiera a considerar la vinculación entre formación y la actividad de la empresa.

El Real Decreto apuesta por instrumentos como el “cheque de formación”, instrumento éste que ya ha sido descartado en diferentes países europeos, como Inglaterra o Suecia, por incrementar las “desigualdades formativas” o por ser un “instrumento propenso al fraude”.

Con este episodio debieran quedar claras para el futuro al menos tres cuestiones:

§         No hay “diálogo social” que dé beneficio para los trabajadores si no va acompañado de presión en la calle en apoyo de sus demandas (en este caso, una formación adecuada a la necesidad de empleo).
§         No tiene sentido mantener un “diálogo ficción” con un gobierno que ignora, desde su mayoría absoluta, las opiniones y aportaciones del resto de sectores sociales.

§         Por desgracia serán los trabajadores quienes vuelvan a pagar la prepotencia del gobierno y la ineficacia de la estrategia sindical al mantener un diálogo social estéril y sin pulso en la calle.